Posted by: cosechablog | July 17, 2008

El Matrimonio y el Dinero

Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a si mismo; y la mujer respete a su marido.  EFESIOS 5:33

 

Hermanos y amigos cuando se llega al matrimonio se hace con cientos de pensamientos los cuales van desde la felicidad, libertad de la casa paterna, sexo, inicio de una familia, trabajo, cambio de domicilio, dinero, etc.

 

Cada una de las cosas se van dando poco a poco y también algunas no se llegan a encontrar completamente, es por ello que la Biblia nos enseña que la base de un matrimonio feliz no es buscar libertad de los padres, sexo, familia, trabajo, cambio de residencia, dinero; si no el amor y respeto.

 

¿Como puede el dinero afectar a dos que se aman y se han comprometido en un pacto de amor en matrimonio? Tristemente son muchas las parejas que han visto como su matrimonio se ha derrumbado por la falta de sabiduría, disciplina y autocontrol en lo que es las finanzas.

 

 Muchas mujeres sueñan con un esposo proveedor y de repente se encuentran con un hombre que no sabe como manejar el dinero ya que nunca lo ha tenido y si lo ha tenido no lo ha sabido administrar y llega así al altar a jurar o prometer amar a una mujer por el resto de su vida.

 

O bien el hombre encuentra a una mujer la cual tiene una idea muy vaga de lo que es finanzas en su vida y piensa que el matrimonio es un banco en donde encontrara el dinero para satisfacer algunos de sus caprichos o deseos naturales.

 

Es importante hablar de finanzas antes de dar el si.  Muy importante es hablar del dinero antes de comprometerse a ir al altar.  Cuan importante es ver como vive el hombre que dice amar a la mujer, y ver a esa mujer en su vida diaria con relación al dinero.  Amar es también hablar de dinero en el noviazgo, antes de la boda y no dejar eso a que se descubra ya casados.

 

Si el hombre o la mujer son personas que no miden sus gastos, no saben el valor del trabajo, su pensamiento o expectativas son limitadas, no son personas sensatas en sus gastos o bien son personas avaras, no honran a sus padres ayudándoles cuando hay necesidades que cubrir y los padres requieren de esa ayuda de los hijos; muy seguro que así será también en los primeros años de casados, si no por el resto del matrimonio.

 

Se excederá siempre en gastos, no trabajara o bien no valorara el trabajo, será una persona sin sensibilidad. 

 

¿Por qué el dinero lleva a algunos al divorcio? El hombre fue puesto por Dios en el jardín del Edén para que lo  labrara y guardase. (Génesis 2:15) Notemos que Dios puso al hombre en estado de perfección a cumplir con obligaciones y en medio de eso le proveyó a una mujer como ayuda idónea. ( Génesis 2:18 ) aparte que la mujer daría a luz hijos fruto del amor y unión marital, la mujer se convirtió en una ayuda para que labraran y guardaran el jardín del Edén.  Dios les otorgo el poder de dominar todo a su alrededor (Génesis 1:26-30) Dios le otorgo al hombre y a la mujer lo siguiente: Autoridad, bendición para fructificar y multiplicarse, señorío, les dio como herencia y posesión toda planta, árbol, semilla, toda bestia, toda ave.

 

Sin embargo cuando la pareja no se pone de acuerdo de cómo administrar, es allí en donde se originan los grandes problemas económicos y financieros.  El hombre deja a la mujer sin que ella ejercite la sabiduría y bendición que Dios le ha otorgado y muchos resumen el rol de la mujer en ser madre y ama de casa, cuando muchas mujeres tienen un llamado para ser administradoras y desarrollarse en prosperidad. 

 

El hombre asume su rol de ser proveedor de su familia, algunos cumpliendo bien y otros no sabiéndolo hacer, por no ponerse de acuerdo en lo que Dios les esta dando ahora como marido y mujer.

 

Esta falta de acuerdo viene al no saber los deberes y obligaciones delegadas, así como las bendiciones y herencia recibida de parte de Dios, aprovechándose Satanás por medio de las circunstancias para llevarlos a la ruina matrimonial.

 

El hombre se ve  sumido  en trabajo y nunca tiene tiempo para su esposa y la esposa se ve abandonada y muchas veces sin lo necesario para vivir y cae en depresión.  Oportunidad que Satanás aprovecha para llevar a muchos aun a la infidelidad y quebrar así los votos matrimoniales.

 

¿Cuál es la solución para mantener un matrimonio firme en medio de las tentaciones y necesidades económicas?

Primero: Hable con su cónyuge, dígale como se siente con respecto a la administración del dinero. 

Segundo: El hombre que ama a su esposa la dejara fluir en la gracia y bendición que Dios le ha dado como ayuda idónea.  La mujer que respeta a su esposo lo hará para agradar a Dios y agradar a su marido.

Tercero: Establezcan como se manejara el dinero y como tendrán autoridad sobre el mismo.  No tomen decisiones económicas por separado que pueden afectar la comunión y relación matrimonial. 

Cuarto: Respeten un presupuesto de gastos.

Quinto: Comprométanse ambos en honrar a Dios con el diezmo y ofrendas.  (Proverbios 3:9,10)

 

Dr. Manolo Urrutia/JISL


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: