Posted by: cosechablog | July 7, 2008

Los Rebaños

 

Se diligente en conocer el estado de tus ovejas, y mira con cuidado por tus rebaños.  PROVERBIOS 27:23

 

Estimados hermanos y amigos, el cuidado de las almas la Biblia lo compara a los rebaños de ovejas.  Muchos de nosotros desconocemos el pastoreo de ovejas naturales, y es por ello que el auxiliarnos de lecturas al respecto nos hará mucho bien.

 

Hay grandes campos de ovejas en EEUU y también en Australia, así como en España, sin embargo en otras regiones la oveja no es algo rentable, como en los tiempos de Jesús lo eran y aun ahora en los grandes campos de pastoreo.

 

Muchos recordamos el cuadro de un niño, una vara, un perro o un anciano en una loma cuidando unos veinte ovejas, o quizás menos.

 

A LA OVEJA NADA LE DEBE FALTAR

Según vemos en la Biblia en el salmo 23 las ovejas deben estar siempre al cuidado del pastor y este debe velar siempre por ellas.  Jehová es mi pastor; nada me faltara. V.1 Un pastor debe velar porque a las ovejas se les provea de todo lo necesario para su bienestar, ya que ellas de por si no se lo pueden proveer.  Este peculiar animalito es o muy indefenso o muy torpe.  Una de dos, y las personas salvas son igualmente, también algunas ovejas se convierten en lideres de otras y el pastor le tiene confianza a la buena líder, sin embargo otras se hacen testarudas y fuerzan un liderazgo que pone en riesgo al rebaño ya que las ovejas testarudas hacen que las pequeñas se llenen de malos hábitos y rompan las reglas del rebaño.  De todo esto hay enseñanza en la Biblia.

 

Relacionado con las personas también encontramos a buenos líderes a los cuales el pastor puede confiarles el crecimiento espiritual de otros hermanos, como también encontramos a personas que hacen mal uso del liderazgo y autoridad delegada, estas personas tienen malos hábitos y no se corrigen y son un peligro ya que contaminan a los salvos que inician su caminar en Cristo con sus malas costumbres.  Andan siempre quejándose, murmurando, rebelándose, pecando y entrometiéndose en lo ajeno.  Los escritos apostólicos de Pablo dan una buena referencia de estas personas de conducta inadecuada en medio de la iglesia.

 

LA OVEJA NECESITA UN BUEN AMBIENTE

La oveja necesita un lugar en donde pueda pastar con mesura, un lugar en donde halle descanso y tome su alimento.  Lugares de delicados pastos para descansar y aguas de reposo. V.2 Estos animales parecen tener un sistema nervioso bastante alerta, y es por lo mismo que son indefensas o torpes. 

 

En lo natural lo mejor que puede proveer un buen líder es un ambiente de tranquilidad, un ambiente en el cual se goce de buena comunión.  Esto no significa que se deje de disciplinar al desordenado para evitar romper con la supuesta tranquilidad, pero tampoco que se viva un ambiente de riña y desasosiego. 

 

LA OVEJA NECESITA EL ANIMO DEL PASTOR

Las ovejas necesitan de los cuidados del pastor, de su visita, su saludo, un cordial apretón de manos, etc.  Confortara mi alma, me guiara por sendas de justicia por amor a su nombre.  V.3 La oveja responde al cuidado del pastor, reconoce el cariño que este le prodiga y lo necesita.

 

Así también las personas son afectivas, sentimentales, cariñosas, etc., y necesitan de la ministracion del pastor.  Algunas mas y otras menos, pero siempre es adecuado que el pastor no deje de pasar por alto esta observación de la palabra y procure ver como hace llegar su saludo y su presencia física o espiritual a cada miembro de su congregación.

 

Hay personas que nunca están satisfechas de los cuidados del pastor, siempre quieren más o ser los primeros de la lista.  Son resentidos, enojones, quejosos, temerosos y recelosos, etc., sin embargo un ministro sabio sabrá como tratar con los tales.

 

ANÉCDOTA REAL

Cuando inicie el pastoreado fui enviado a una congregación en donde había personas que me doblaban la edad y otros me la triplicaban.  Fue un tanto difícil tratar con ellos, ya que como un joven ministro me ocupe en poner lineamientos de trabajo y disciplina en medio de un grupo que estaba solo y acostumbrado a no seguir ordenes.  Muchas veces doblaba mis rodillas antes y después de una reunión de negocios de la iglesia, y le pedía a Dios sabiduría, autoridad y paciencia para tratar con aquellas personas.  Un día después de una reunión en la cual casi todo se trato sobre los negocios de la iglesia, llegue a casa un poco descorazonado por el futuro que le veía a la iglesia, así que doble mis rodillas y ore al Señor <Dios mío que puedo hacer con estas personas> al momento oí la voz de Dios en mi corazón que me dijo <Hijo mío las ovejas son para que te consueles y los cabras para que te avives> allí entendí que en medio de la congregación habían ovejas y cabras.

 

OVEJAS Y CABRAS

Aunque se parecen son muy distintas en muchas cosas, la oveja en mansa y sumisa.  La cabra es rebelde y testaruda.  La oveja no habré su boca en queja, especialmente ante la muerte.  La cabra da alaridos especialmente cuando es llevada al matadero.  La Biblia lo dice así con respecto a Jesucristo que muere sin abrir su boca. 

 

En aquel lugar en donde inicie a pastorear fui testigo de eso en la montaña y me maravillo al ver como la oveja enmudece ante los que le traspasan, mientras la cabra es todo lo contrario.  Angustiado el, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca.  ISAIAS 53:7

 

En vida congregacional debemos tomar esto en cuenta, hay personas que tienen naturaleza de oveja, otras son cabras.

 

EL VALLE DE SOMBRA, MUERTE, TEMOR

La oveja necesita que el pastor la proteja, oriente, guié, vaya delante de ella.  No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento. V. 4  Como vemos la oveja indefensa, temerosa y torpe no tiene garras, dientes, no esta dotada de un fiero carácter como otros animales que así defienden su vida.  Ellas huyen ante el peligro y en esa huida ponen en peligro sus vidas, pueden embarrancarse o despeñarse en los riscos o quebradas.

 

Así las personas necesitan de un guía espiritual, de un líder que vaya delante de ellas y las proteja, las defienda y las libre de los temores que causan los malos espíritus o bien las cosas de la vida cotidiana.  Un buen consejo de un líder, una oración, una guía con la palabra de Dios, hace que la persona se sienta animada y confiada.  Tu vara y tu cayado. V.4 La vara es símbolo de la autoridad y el cayado es símbolo de la protección. 

 

El ministro debe hacer uso de la autoridad que Dios le ha conferido y también como debe corregir, disciplinar, pelear contra los malos que destruyen el rebaño, también debe proteger a la congregación de diversas cosas malas como lo son las doctrinas y personas que se infiltran para dañar la fe de los creyentes.

 

En la vida de la iglesia han existido grandes ministros, hombres y mujeres que han sabido ser padres y madres de multitudes.  No es fácil esta tarea, aun Cristo enfrento dificultades con la multitud para pastorearla, aun sus doce le dieron tarea.  Sin embargo Dios lo doto de un carácter maravilloso para darles a ellos lo mejor de parte del Padre.

 

Así Dios ha dotado a ministros para que con paciencia y ánimo velen por las almas que aun a veces son difíciles de pastorear, ya lo dice la Biblia.  Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, por que esto no os es provechoso.  HEBREOS 13: 17

 

LA MESA, EL ACEITE Y LA COPA

Tres cosas son indispensables para la vida de la oveja primero el alimento, segundo el aceite que sana sus heridas y tercero el agua.

 

Esto es figura de la palabra a su tiempo, la unción del espíritu Santo y la revelación de la palabra que se mantiene continuamente rebosando.

 

EL BIEN Y LA MISERICORDIA, LA CASA DE JEHOVA

Las ovejas que tienen un buen pastor, son ovejas que todo el tiempo están amparadas, protegidas, alimentadas.  Regresan a su redil llenas de paz y tranquilidad.  Así también las personas que se conducen como ovejas y encuentra un buen líder, un pastor terrenal que las guía, alimenta con la palabra, protege, etc., hace que estas personas lleguen a conocer el bien y la misericordia de Dios sobre sus vidas y al final vayan a la Casa del Padre para seguir viviendo una vida de comunión con el Dios Todopoderoso que redimió sus vidas en esta tierra y las puso al cuidado de un buen pastor.  Honremos la vida de los ministros de Dios.  Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cual haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe.  HEBREOS 13:7


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: