Posted by: cosechablog | July 1, 2008

Grandes Obras, Gran Apatía

Gran Obras, Gran Apatia Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.
APOCALIPSIS 2:4

Amados hermanos y amigos, ¿es posible edificar grandes obras sin amor? ¡Por supuesto que si! En la Biblia encontramos amonestaciones como la que se le hizo a la iglesia de Efeso. Una congregación que paso de lo poco a lo mucho, que trabajaba arduamente sin desmayar, pero su amor a Cristo había disminuido drásticamente.

Señales indicadoras de apatía
Encontraríamos muchas en cada situación, condición y cultura, sin embargo hay algunas generales, observemos.

Se deja de leer la Biblia. Muchos hombres y mujeres a los cuales se les tienen como grandes predicadores, maestros, ministros del cuerpo de Cristo, etc., son personas que han perdido el amor por las Escrituras y prefieren dedicar su tiempo cuando no están construyendo, predicando, enseñando, ministrando, etc., dedicarse a hobbys, deportes, lecturas seculares, viajes, ver televisión, ir al cine, hacer reparaciones etc., antes que leer la Biblia.

Esta clase de personas se pueden reconocer, ya que sus vidas están marcadas por una actitud muy humana, la Biblia llama a esa actitud sabiduría terrenal y en otro extremo mas fuerte hombre animal.

La oración no forma parte de sus vidas. Otro detalle que usted puede encontrar en la agente religiosa o sea que se ha quedado con la religión y han perdido la experiencia de la presencia viva de Dios, es que no oran. Rehúyen a la oración en grupo, en familia aun más, ya que es allí donde se les conocen sus malas obras. Pierden la sensibilidad de la oración y buscan remediar todas las situaciones sin la intervención divina, ya que para ello se apoyan en su propia prudencia, juicio y sabiduría humana. Ya la Biblia nos advierte al respecto Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. PROVERBIOS 3:5

El pecado deja de ser malo a sus ojos. Estas personas religiosas son personas peligrosas para todo aquel que llega a intimar con ellos, ya que el pecado tiene para ellos una explicación tan humana, y llegan a confundir el mal con el bien, o sea que a lo malo llaman bueno, y a lo bueno llaman malo. El motivo es que Satanás ha cegado los ojos del entendimiento de los tales.

No hay alabanza en sus bocas. Son personas que aunque llegan a cantar en las congregaciones, la alabanza se convierte en desconocida para ellos, y así como pueden cantar y tocar melodías en la congregación, así también la música del mundo llena sus mentes y corazones, mas que la música para Cristo; volviéndose mas a la música del mundo ya que en esta encuentran la razón de su perdido corazón y llegan a nutrir sus almas de los mensajes almaticos y diabólicos que hay en la música del mundo.

¿Como es que predican, enseñan, tocan y cantan?
Alguno se preguntara ¿Cómo es que predican, enseñan, tocan y cantan? Bien, lo que sucede ya en la Biblia encontramos muchos pasajes en que hombres y mujeres que habían perdido la comunión con Dios, seguían ejerciendo un sacerdocio, apostolado y liderazgo. Los hijos de Aarón, Sansón, los hijos de Samuel, Saúl, Judas Iscariote, Demás, etc., todos ellos personas que un día conocieron la grandeza de la presencia viva de Dios y la llegaron a perder. Sin embargo quedaron en el ministerio hasta que su maldad los alcanzo y los puso de manifiesto por la grandeza de su pecado el cual inicio con apatía, indiferencia y rebelión a Dios.

Los religiosos siguen adelante ya que en el llamado se aprende y se desarrollan los talentos, así también se pulen en muchas ocasiones hasta la excelencia. Es por ello que se encuentran maestros bíblicos, predicadores que conmueven hasta las lágrimas, y músicos/cantores que no hacen más que ministrar en el alma o sea la carne.

¿Porque llegan algunos de ellos ha ser tan prósperos económicamente, efectivos y solicitados?
Los dones espirituales se adhieren a los dones naturales y talentos humanos, se pulen y allí encontramos a un verdadero religioso triunfando sin el agrado de Dios, ya que todo lo hace en sus fuerzas y así sigue confundido y confundiendo a los que le rodean, al punto que llegan a rechazar a Dios en sus vidas, pero no a la religión.

Como evitar caer en la apatía espiritual.
1. Ame las Escrituras. Ellas dicen así ¿Con que limpiara el joven su camino? Con guardar tu palabra. SALMO 119:9

Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino. SALMO 119:105

La exposición de tus palabras alumbra; hace entender a los simples. SALMO 119:130

Mucha paz tienen los que aman tu ley, y no hay para ellos tropiezo. SALMO 119:165

2. Aparte tiempo para la oración. Jesús oro, Abraham oro, Moisés y todos los profetas oraron. Los doce de Jesús oraron, Pablo oro y la iglesia en el Apocalipsis ora también; todos los cristianos debemos de orar.

3. Alabe a Dios y busque alabarle siempre. Mis labios rebosaran alabanza cuando me enseñes tus estatutos. SALMO 119:171

Viva mi alma y te alabe, y tus juicios me ayuden. SALMO 119:175

4. Sepárese de la gente impía, o sea de los que no temen y reverencia a Dios.

5. Busque congregarse y practicar la palabra, oración y alabanza.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: