Posted by: cosechablog | March 18, 2008

El Cristiano y la Cruz

… Para que no se desvirtué la
cruz de Cristo.
1ª CORINTIOS 1:17

Muy pocos hombres han hablado con tanta profundidad y conocimiento de la cruz de Cristo, como el gran apóstol de la gentilidad llamado Pablo, también conocido como Saulo de Tarso. La cruz nos habla de la muerte de Cristo. A eso Pablo se refirió en los pasajes de sus epístolas en donde lo aborda con tanta pasión. El motivo, la razón, la victoria, el resultado.

La muerte de Cristo, una muerte tan cruel como resultado analizado por médicos, cardiólogos y científicos sobre la inhumana costumbre de clavar o colgar a un hombre y que este falleciera en una lenta y fatal agonía, el apóstol Pablo lo resume como una gran victoria por medio de la cual Cristo hace real la redención de los hombres que han de recibirle como Señor y Salvador.

Pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura; mas para aquellos que son llamados, así judíos como griegos, Cristo es poder de Dios, y sabiduría de Dios.
1ª CORINTIOS 1:23,24

Cristo nos da con su muerte una victoria total sobre la misma muerte y nos abre el camino a la casa del Padre. Alcanzando por medio de Cristo justificación, santificación y redención. 1ª Co.1:30

El cristiano debe identificarse con la cruz de Cristo en la razón de la victoria adquirida por El para los suyos. ¡La victoria total! De eso se trata nuestra identificación; el saberse un ganador, un total ganador y triunfador sobre toda adversidad y crisis. ¡Oh maravilla de maravillas, Cristo nos ha hecho triunfadores!

Pero jamás acontezca que yo me gloríe, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por el cual el mundo esta crucificado para mi, y yo para el mundo.
GALATAS 6:14

De la manera que yo no puedo ser parte de un mundo perdido, derrotado, “vivo” en sus pasiones muertas y desordenadas, así el mundo no tiene más poder en mí a través de sus derrotas, fracasos, etc. Cristo me ha dado un nuevo carácter, me ha abierto los ojos y ha transformado mi alma llenándola de victoria, paz y triunfo ante aquello que me condenaba y me tenia atado a un sistema enfermo de fracaso y muerte espiritual.

La muerte de Cristo hace posible lo imposible, como es la reconciliación entre pueblos divididos por pactos, costumbres, creencias, practicas, etc. Ahora con Cristo los pueblos se unen, las familias se perdonan, los hombres dejan sus diferencias y se hermanan en un abrazo con amor, justicia y se agranda la nación de Dios como una sola familia. Eso lo vio Pablo y por ello escribió:

Y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella la enemistad. Y vino y anuncio las buenas nuevas de paz a vosotros que estabais lejos, y a los que estaban cerca. Porque por medio de El los unos y los otros tenemos acceso por un mismo Espíritu al Padre. Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios. EFESIOS 2:16-19

Y por medio de El reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz. COLOSENSES 1:20

Y así como Pablo lo vio lo debemos ver cada uno de nosotros. El ser cristiano nos hermana en la familia de Dios. Ahora bien, muchos hermanos no conocen la victoria que Cristo nos proporciona en la cruz, no la han escuchado, y es por ello que viven como incorporados a una religión mas que a una vida llena de transformaciones, victoria, paz, prosperidad, sanidad, cosas maravillosas en casa día y segundo. Siempre viven pensando en lo peor, se aferran a las derrotas del mundo, proclaman el mal de mundo sobre sus vidas aunque son cristianos, viven en una mala confesión como aquellos que no conocen a un Padre bueno y fiel. A ellos y ellas debemos sacarlos de la oscuridad y anunciarles la vida y la bendición en Cristo, llevándolos a recibir ese aire de vida, ese oxigeno de redención y gran victoria.

De modo que si alguno esta en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí, todas son hechas nuevas. 2ª CORINTIOS 5:17

En este pasaje de las Escrituras Pablo nos habla de cómo la enemistad, las transgresiones, el pecado que nos separaba de Dios, fue quitado por medio de la muerte de Cristo para que vivamos reconciliados, en obediencia y santidad. Sin duda algunos tendrán consecuencias que deja el pecado, pero no significa que no puedan vivir una vida de reconciliación, paz y bendición si se deciden a poner su fe en Cristo y vivir para El.

La muerte de Cristo nos lleva en una victoria poderosa sobre las mismas potestades y enemistades espirituales. Una victoria sobre los mismos extraterrestres, espíritus muchos de ellos descarnados o sea sin cuerpos físicos, los cuales son enemigos de los hombres mortales y procuran poseerlos para satisfacer sus bajos instintos diabólicos de destrucción. Cristo nos ha dado la victoria a través de su muerte en la cruz. Así que debemos volvernos a Cristo y alabarle, recibirle y declararle nuestro gran Señor y Salvador.

… Quitándolo de en medio y clavándolo en la cruz, y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz. COLOSENSES 2:14, 15

La muerte de Cristo nos ha dado una victoria total, le he venido anunciando tal como Pablo no lo describe una y otra vez en sus cartas enviadas a las iglesias para hacerles ver la razón de tal muerte y el resultado final de tal sufrimiento. Cristo vio con gozo esa victoria que se obtendría y sufrió tal muerte con tal que cada uno de aquellos que lo recibiera alcanzara la salvación de su alma, el perdón de sus pecados y tuviera una vida libre del mal en esta tierra. Todo ello esta al alcance de la mano de aquel que lo quiera recibir.

Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de el soporto la cruz, menospreciando el oprobio, y esta sentado a la diestra del trono de Dios. HEBREOS 12:2

CONCLUSION
– Tenemos por Cristo una victoria que no se puede comparar ni igualar.
– Alcanzamos el perdón de pecados.
– Somos herederos de una salvación eterna.
– Nos alzamos como triunfadores en toda área de nuestra humana existencia al no ser sujetos a un mundo caído.
– Todo fracaso del mundo se torna en oportunidad de triunfo para el cristiano.
– Somos puestos como personas redimidas, reconciliadas y perdonadas. Triunfadoras aun sobre las potestades malignas que amenazan al mundo caído.
– Vivamos la victoria de Cristo adquirida en la cruz para nuestra paz, prosperidad, salud y gloriémonos en esa cruz como nos enseña el gran Pablo.

ORE ASI:
Dios te doy gracias por Cristo al cual lo invito para que entre en mi corazón. Pido perdón por mis pecados y declaro que la sangre de tu Hijo Jesucristo me limpia de todo pecado. Dios, recibo a Jesús tu hijo como mi Señor y Salvador. Acepto a partir de hoy la victoria total de Cristo en la cruz, acepto que soy una persona salva, perdonada, justificada, redimida, perdonada. Acepto y declaro que soy sano, prospero, feliz y victorioso sobre toda adversidad. Me declaro un vencedor y un ganador por medio de Jesucristo mi Salvador. Amen.

DIGASE A SI MISMO:
A partir de hoy enfrentare las consecuencias que el mal quiso cargarme. Las enfrentare con el perdón de Dios y me levantare con la gracia y victoria de Cristo para hacer de mis pasos, pasos de ganador y no más de perdedor. Repítase: Me apartare del pecado y empezare a vivir una vida de ejemplo delante de los demás para dar gloria a Dios. Felicítese: por tal decisión y cuéntele a otros lo que ha decidido hacer. Busque una Biblia, léala y congréguese en una iglesia que le predique las buenas nuevas.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: