Posted by: cosechablog | March 18, 2008

El Cristiano No Comprometido

El cristiano no comprometido y como iniciar una vida activa.

El cristiano no comprometido se parece a aquel hombre va a la escuela pero no estudia, nunca se gradúa. Es también a aquel que se casa, pero sigue llevando una vida de soltero, o bien podría ser como aquel que toma una membresía de un club o gimnasio al cual nunca asiste.

En muchas iglesias existen cristianos no comprometidos que simplemente toman el nombre de la iglesia como una bandera para decir que son de la fe y que tienen buenos propósitos para ser tomados en serio por Dios y recibir sus bendiciones. Muchos de ellos son personas que han alcanzado un status de comodidad en la vida. Se sienten bendecidos y ocupados en sus labores físicas, así que no piensan en afiliarse a una congregación y poner en práctica el evangelio en el área de los dones y talentos para el Reino de Dios.

El cristiano no comprometido quiere vivir a la altura del mundo, sin hacer caso a la palabra de Dios que dice: El que se hace amigo del mundo se constituye en enemigo de Dios. “ ! Oh almas adulteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios” (Stg. 4:4)

Note que la dice CUALQUIERA, o sea que toda persona, aun lideres de la iglesia estamos en el peligro de caer en ser cristianos no comprometidos al dejar por un lado nuestra responsabilidad mayor y esta es el amar a Dios con todo nuestro corazón y al prójimo.

Parte del cristianismo es ser una persona activa en la fe, no en la asistencia a un banco de la iglesia. Muchos piensan que con eso ya están más que cumpliendo. Se sientan, oyen la música, cantan un corito, dan diezmos y una ofrenda, y dicen: Estoy bien con Dios. ¡No! Dios no quiere que usted se siente, cante y de dinero, ¡el quiere su corazón! Su vida entera. Los filántropos hacen muchas cosas parecidas, pero no por eso están cerca de Dios.

PORQUE MUCHOS NO SE COMPROMENTE Esta es una pregunta que necesitamos analizar.

1. El carácter. Son personas tímidas, o bien que se dejan llevar por un sentimiento de resentimiento, amargura o simplemente son personas que tienen inseguridad. Estas personas deben buscar a otros cristianos que les ayuden a reforzar positivamente su carácter. Hay de que aquellos que encuentran a personas que las afirman pero de lado negativo, o sea que las separan mas del compromiso con Dios.

2. Ocupaciones mundanas. Estos creyentes deben aprender a ser sabios y separar las ocupaciones mundanas de la vida espiritual. Se deben dar cuenta de tantas cosas magnificas que pueden hacer dentro de la iglesia y la comunidad cristiana. Deben darse cuenta de la variedad de ministerios y privilegios que les aportaran vida y satisfacción dentro del Reino de Dios.

3. Falta de motivación personal. Muchos creyentes están enfermizos y no tienen la motivación que necesitan para involucrarse, ellos necesitan poner más atención a la palabra de Dios y aprender amarla.

4. El pecado no confesado. Esto si que es muy serio, el pecado en la vida de un cristiano es como una piedra atada a los pies, no les permite caminar con ligereza. Estos deben aprender a romper con el pecado y ser obedientes para arreglar su vida.

5. El temor y la culpa. Otros cristianos sienten temor para servir, o bien se sienten culpables de no hacerlo bien. Ellos y ellas deben darse cuenta que servir a un Dios vivo, significa servir a un Dios de amor y paz y que Dios les ama y ve su servicio como un padre que ama a su hijo y es feliz viéndolo servir aun en pequeñas tareas, ya que es su hijo. El cristiano debe aprender a vivir sin ese temor o culpabilidad, aceptando el amor de Dios en su vida.

COMO INICIAR UN COMPROMISO EN SU FE
. Muchos cristianos están ahora en este tiempo tomando conciencia y están deseosos de iniciar una relación con Dios en medio de su congregación. Estos son unos consejos prácticos que les pueden ayudar.

1. Busque a un cristiano comprometido actualmente. Busque a un creyente comprometido y pídale que le ayude a iniciar una buena relación con Dios con respecto a su tiempo y servicio. Comprométase a orar con una persona que esta activa en la congregación. Ore a Dios a favor de su familia, servicio, el prójimo, el avance del evangelio en el mundo.

2. Asista a la iglesia con regularidad. No deje de congregarse, es la recomendación bíblica que más ha impactado a creyentes faltos de comunión con Dios. “No dejando nuestra congregación, como algunos tienen por costumbre, mas exhortándonos; y tanto mas, cuanto veis que aquel día se acerca” (Hebreos 10:25) No se quede en casa cuando su iglesia ha preparado los servicios dominicales o actividades especiales. Salga de esa rutina de estancamiento y sea usted parte de la acción en el Reino de Dios.

3. Hágase un hábito la lectura de la Palabra de Dios
. Lea la palabra 15 minutos diarios, esto le llevara en 365 días a leer toda la Biblia, o bien 30 minutos diarios hará que la lea dos veces al año.

4. Ore cada día por nuevas oportunidades de poner en práctica su fe. Aproveche cada día para dar testimonio de su fe en Cristo. Hable a alguna persona sobre Jesucristo y anime a otros para que reciban la salvación que Cristo ofrece.

5. Participe en los ministerios de su congregación. Inscríbase como voluntario en uno de los ministerios de su iglesia local. Hágalo y vera grandes cambios en su vida, así también grandes beneficios en su relación familiar. Un buen ministerio para iniciar en la congregación es trabajar con los chicos de la iglesia, ellos son personas que necesitan de los mayores y son también muy activos, receptivos a la palabra de Dios que usted les traiga. Ámelos y ellos le amaran sin condiciones. En las iglesias se necesita voluntarios, se necesitan abrazos para cargar en las salas de cuna.

6. Confiese los pecados ocultos. Busque la sanidad interior de su alma, arrepentirse es actuar de una forma diferente. También significa ser renovado de la mente, poner nuevos pensamientos. Además arrepentimiento significa cambiar de rumbo. Sea obediente a la palabra de Dios y actué de esa forma siempre. Decídase a vivir una vida de obediencia al consejo de la palabra de Dios y a sus consejeros espirituales.

7. Comience sirviendo. No hay mejor manera que iniciar un ministerio que comenzar sirviendo en un área de la iglesia. Inicie un nuevo ministerio para la gloria del Señor. Usted se asombrara cuantos ministerios Dios esta deseoso de respaldar en la vida de aquellos creyentes que dan el paso de fe.


Responses

  1. te felicito sigue asi sigue confiando en Dios porque sin el no somos nadie el es todo para nosotros el es el aire que respiramos por que por el estamos en este mundo


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: